Un Mundo Paraísmo

El Paraísmo no permitirá que personas sin trabajo se aburran sin hacer nada. Se va a crear una multitud de actividades que apoyen la felicidad y el florecimiento del individuo y la sociedad en todo su conjunto.
 

  • Entretenimiento

Desarrolar más actividades recreativas, puestas a disposición de forma gratuita.
La gente quiere tener diversión y juego. Campos deportivos y parques de atracciones se multiplicarán por todas partes.
 

  • La investigación científica

La educación será gratuita, los que deseen hacer investigaciónes científicas y los que traten de mejorar nuestra calidad de vida a través de sus invenciones, serán alentados y apoyados.
 

  • Artes

La gente va a tener el tiempo y los recursos para hacer cualquier forma de arte. Artistas crearán para nosotros un entorno cada vez más bello y estimulante. Piezas de arte serán apreciados por su valor real ya que no habrá ningún dinero. Artistas ofrecerán sus creaciones a sus amigos o con su comunidad de amor.

  • Los Viajes

El transporte será gratuito permitirá a todos viajar para conocer otras personas o descubrir las maravillas del planeta en el que vivimos.
 

  • Meditación

Se alienta a las personas a crecer espiritualmente en la dirección de su elección con el fin de aumentar su nivel de felicidad y armonía. Cuando uno está feliz y en armonía uno contribuye positivamente al bienestar de toda la sociedad.
 

  • Haciendo Amigos

La gente va a pasar su tiempo en lo que les gusta más: Conectar con la gente, baile, fiesta y hacer el amor.

 

La forma prevista por la ley natural, en la sexualidad como en todos los demás dominios, nada se impondrá a las personas. Ellos no tendrán que ajustarse a un conjunto de reglas o comportamientos. Mientras que se respete la libertad y las decisiones de otras personas que puedan expresar libremente su potencial y la singularidad de vivir la vida al que aspiran.

Las fuerzas que nos sirven de guía para liberarnos y crear un paraíso en la tierra son imparables. Ellas están profundamente arraigadas en nuestro subconsciente colectivo. Es lo que nuestro progreso tecnológico nos ha estado llevando a la derecha desde el principio. El Paraísmo es inevitable. No hay que retrasar por más tiempo, tratando de arreglar el sistema antiguo.       

 

Ha llegado el momento de abrazar el Paraísmo

y hacer de este mundo un Paraíso.